lunes, 29 de abril de 2013

LA EPOCA DE LAS CAVERNAS



LA EPOCA DE LAS CAVERNAS

Por Alberto y Javier (Orbe Taurino)












        Allá por el paleolítico el hombre no estaba muy sobrado de inteligencia según cuentan, tenía las neuronas justas para pasar el día, pero seguro que se protegería de su medio, de los animales y de todo lo que pusiese en peligro su salud y su vida en la medida de sus conocimientos. En la actualidad parece que no solo no hemos avanzado mucho, sino que retrocedemos y aún teniendo los medios no nos protegemos.

        En vista de los últimos percances graves acontecidos en los ruedos, tales como EL JULI en Sevilla, su subalterno EL NIÑO DE LEGANES, RAFAEL CERRO en Madrid y muchos otros profesionales taurinos que han sido corneados en los últimos años de gravedad, cosa que ninguno deseamos jamás. Debido a todo esto queremos transmitir nuestra opinión al respecto. Porque a nosotros no nos apetece ver cornadas en las plazas pudiendo proteger las zonas vitales de los profesionales de la tauromaquia, hay medios, vivimos en el S. XXI. señores.

        La mayor parte de las cornadas se localizan en una zona del cuerpo determinada que podría recuadrarse en las zonas que cubriría un "traje de ciclista" y ahí concretamente están las "ZONAS VITALES" del cuerpo humano. Corazón, arterias, pulmones, riñones, bazo, vientre, estómago...... por ello nos gustaría que se fabrique una protección para los toreros, a modo de traje ciclista o algo semejante para que sean menores las consecuencias y las cornadas, no afecten a zonas vitales. Para que los toreros (y subalternos) que son seres humanos no tengan que ser operados 2, 3 veces como EL JULI y para que haya menos percances graves o muy graves en las zonas vitales del cuerpo humano.

        Habrá opiniones críticas ante esta medida porque "seguimos en la época de las cavernas", opiniones chulescas e inhumanas surgirán, estamos comprobando que el ser humano de este siglo es el más necio de todos los tiempos, el más majadero, inhumano, torpe y mezquino..... Protegemos a los animales y NO a los HOMBRES... se protege al caballo de picar y no al torero, ridículo si nos consideramos seres inteligentes. Nunca entenderemos la atrofiada mollera de quienes todavía siguen defendiendo eso de que, solo se interponga la seda entre el hombre y el pitón más astifino de un toro bravo de lidia. Jamás lo consideraremos cabal, ni correcto. Deberíamos proteger al ser humano siempre antes que cualquier otra cosa. Sino seguiremos viendo cornadas graves, y muchos las seguirán sufriendo porque NADIE HARÁ NADA para EVOLUCIONAR, el toreo necesita toros bravos en puntas sí pero protejamos al hombre entonces.

        Los toreros se gastan un dineral en trajes de luces, quedan muy bonitos pero que me cuenten para qué utilizan ese dinero, de qué sirve cuando un cuerno roza la seda o cualquiera de las partes.... de nada... poco más costaría protegerse, cuestión de quererse un poquito... La pureza se demuestra de otra forma TOREANDO, no afeitando toros, revitalizando todos los tercios y todos los encastes.... y protegiendo al hombre frente al animal, para luego dar el mejor espectáculo de todos los tiempos. Queremos que los toreros en la medida de lo posible salgan de la plaza SIN CORNADAS, de la misma forma que queremos toros BRAVOS, CODICIOSOS, AGILES, para emocionarnos y para disfrutar de lo que debería ser una tarde de toros. Fuera mansadas y fuera toreros (y subalternos) desprotegidos. Evolucionemos con inteligencia.

        Hay materiales como el keblar, o el nuevo descubrimiento "el grafeno" que del calibre de una hoja de papel es más fuerte que el keblar, más liviano y por supuesto IMPENETRABLE, no lo atraviesa ni una bala. Si alguien hubiera tomado medidas, no se habrían producido muchísimas cornadas y posiblemente Paquirri, El Yiyo, Montoliú... estarían vivos, y las cornadas de José Tomás en Aguas Calientes, por ejemplo y otras muchas de toreros y subalternos se habrían evitado.

        No es necesario jugarse la vida en vano, ni poner la femoral, el corazón, los pulmones, el bazo... ahí para que te los partan en dos.... no señor, si el hombre se considerase mínimamente inteligente se protegería, de esa manera el mundo cambiaría y mejorarían muchas cosas, pero antes debemos reflexionar y cuidarnos a nosotros mismos. Hay que dejar de borreguear que es muy fácil, solo hay que utilizar la sensatez, la cordura, la humildad (no somos de hierro).

     


2 comentarios:

  1. lamento discrepar.. creo que el hecho de salir al ruedo sin proteccion no es un retraso en la evolución... es la esencia misma del toreo... el hombre contra la bestia.. no soy antitaurina pero si llevasen traje protector ya me pareceria el acabose en cuanto a justicia para con el toro...

    ResponderEliminar
  2. El hombre siempre debe estar por encima de los animales, por eso tenemos inteligencia y raciocinio, lo contrario nos convertiría en unos seres absurdos, retrasados, aborregados, masoquistas y desgraciados. Un animal no piensa, un toro te mata y si lo indultasen dormiría tranquilo y comería al día siguiente con normalidad..... un animal se mueve por instintos, nosotros siempre deberíamos protegernos de ellos..... no nos podemos comparar con una vaca, un mosquito, un raton, una serpiente, una cucaracha, una pulga......

    ResponderEliminar