lunes, 9 de septiembre de 2013

El LISTO y los TONTOS



Su nombre Manuel Martinez Erice, alias Choperin Junior. Empresario de la Plaza de Toros de MADRID



Este es el mensaje que envió a un aficionado de Zaragoza, mofándose de sus clientes "los aficionados" así son sin su máscara, se ríen de la afición despóticamente. Se creen Dioses y su prepotencia no tienen límites. Es un claro ejemplo de lo que son los "empresarios ¿taurinos?". Se rien del torero, del ganadero y del público que los enriquece mientras ellos se pavonean de todos, llenan sus bolsillos y vaguean de lo lindo, con 4 telefonazos un abogado y un contable se enriquecen. No valoran al que se juega la vida en la plaza y mucho menos al público, y tampoco al ganadero que le pagan cada día menos por los toros.
     
Manuel Martínez Erice

Manuel Martínez Erice
    

     Hay muchos aficionados que ya no pasan por sus taquillas, pero siguen enriqueciéndose a costa de los que no los conocen......









jueves, 5 de septiembre de 2013

Obstinada Tradición



Obstinada Tradición

Por Alberto y Javier (Orbe Taurino) 

Matías González (presidente de la plaza de Bilbao)
        Obstinada tradición la que mantiene Bilbao en su palco de presidencia, con un Matías González como dueño, amo y señor de los pañuelos que dan y quitan, desconcierto enorme el que genera cada tarde en Vista Alegre.

        Es un grave error denegar los trofeos, que posibiliten abrir la puerta grande a un torero, novillero o rejoneador que se haya ganado en el ruedo con méritos más que justificados el premio y el aplauso. Todo eso cuando surge parece casi “mágico”, un privilegio al alcance de muy pocos, hace falta un Toro bravo, encastado, alegre, codicioso en su embestida…. Pues Matías González premia lo que no debe y lo que debe premiar lo veta, y aún así tiene sus palmeros y sus actos cabrean a la inmensa mayoría. Es el encargado de dilapidar todo cuanto acontece en Bilbao en las Corridas Generales, de un plumazo saca su amargura y su falta de objetividad, ni ve ni oye ni entiende, solo le encanta “jorobar la tarde”. Se siente grandioso, se cree serio.

        Mientras lo mantengan en el palco no hay remedio, con no ir a Bilbao a los toros es suficiente. Pero esa feria sí es importante, y esa plaza y esa afición, entonces ¿por qué se mantiene a Matías González en el palco? durante tantos años. Es un despropósito y una locura, los toreros se esforzarán menos, no vale la pena estando en el palco el personaje “vetador”, los niños y nuevos aficionados verán a los tendidos cabreados y no les gustará, la gente se pensará ¿por qué no podemos hoy aplaudir, sonreir, disfrutar de un éxito notable? ¿Por qué todos los años lo mismo? Matías bajo nuestra opinión sobra en ese palco de esa plaza que le viene Grande, Enorme. Al igual que hay otros presidentes en Madrid como César Gómez y Julio Martínez, generales de la apocalipsis taurina, el veto y el cabreo de la afición y los toreros y novilleros….


Estos Dinosaurios deben desaparecer de los palcos, la tauromaquia no los necesita más, ya han tenido su gloria durante mucho tiempo, demasiado tiempo. Solo responde a un interés leonino de los empresarios taurinos de no otorgar muchos trofeos no siendo que le suban los precios de toreros, ganaderos… al ser reclamados por la afición al haber triunfado en plazas tan importantes como Bilbao y Madrid, todo parece orquestado, si no fuera así, entonces hablaríamos de la “locura” en los palcos, el alzheimer y la desvergüenza dictatorial de los presidentes de plaza.


César Gómez (presidente de MADRID)
Dentro del desastre del mundo-circo de los toros cada uno hace lo que puede ¿verdad Matías González? ¿verdad Cesar Gómez? ¿verdad Julio Martínez?, cada cual pega su sablazo y corta el aire, mientras le dejen y la gente siga pasando por “taquilla”, luego que la gente no va a los toros……

lunes, 29 de abril de 2013

LA EPOCA DE LAS CAVERNAS



LA EPOCA DE LAS CAVERNAS

Por Alberto y Javier (Orbe Taurino)












        Allá por el paleolítico el hombre no estaba muy sobrado de inteligencia según cuentan, tenía las neuronas justas para pasar el día, pero seguro que se protegería de su medio, de los animales y de todo lo que pusiese en peligro su salud y su vida en la medida de sus conocimientos. En la actualidad parece que no solo no hemos avanzado mucho, sino que retrocedemos y aún teniendo los medios no nos protegemos.

        En vista de los últimos percances graves acontecidos en los ruedos, tales como EL JULI en Sevilla, su subalterno EL NIÑO DE LEGANES, RAFAEL CERRO en Madrid y muchos otros profesionales taurinos que han sido corneados en los últimos años de gravedad, cosa que ninguno deseamos jamás. Debido a todo esto queremos transmitir nuestra opinión al respecto. Porque a nosotros no nos apetece ver cornadas en las plazas pudiendo proteger las zonas vitales de los profesionales de la tauromaquia, hay medios, vivimos en el S. XXI. señores.

        La mayor parte de las cornadas se localizan en una zona del cuerpo determinada que podría recuadrarse en las zonas que cubriría un "traje de ciclista" y ahí concretamente están las "ZONAS VITALES" del cuerpo humano. Corazón, arterias, pulmones, riñones, bazo, vientre, estómago...... por ello nos gustaría que se fabrique una protección para los toreros, a modo de traje ciclista o algo semejante para que sean menores las consecuencias y las cornadas, no afecten a zonas vitales. Para que los toreros (y subalternos) que son seres humanos no tengan que ser operados 2, 3 veces como EL JULI y para que haya menos percances graves o muy graves en las zonas vitales del cuerpo humano.

        Habrá opiniones críticas ante esta medida porque "seguimos en la época de las cavernas", opiniones chulescas e inhumanas surgirán, estamos comprobando que el ser humano de este siglo es el más necio de todos los tiempos, el más majadero, inhumano, torpe y mezquino..... Protegemos a los animales y NO a los HOMBRES... se protege al caballo de picar y no al torero, ridículo si nos consideramos seres inteligentes. Nunca entenderemos la atrofiada mollera de quienes todavía siguen defendiendo eso de que, solo se interponga la seda entre el hombre y el pitón más astifino de un toro bravo de lidia. Jamás lo consideraremos cabal, ni correcto. Deberíamos proteger al ser humano siempre antes que cualquier otra cosa. Sino seguiremos viendo cornadas graves, y muchos las seguirán sufriendo porque NADIE HARÁ NADA para EVOLUCIONAR, el toreo necesita toros bravos en puntas sí pero protejamos al hombre entonces.

        Los toreros se gastan un dineral en trajes de luces, quedan muy bonitos pero que me cuenten para qué utilizan ese dinero, de qué sirve cuando un cuerno roza la seda o cualquiera de las partes.... de nada... poco más costaría protegerse, cuestión de quererse un poquito... La pureza se demuestra de otra forma TOREANDO, no afeitando toros, revitalizando todos los tercios y todos los encastes.... y protegiendo al hombre frente al animal, para luego dar el mejor espectáculo de todos los tiempos. Queremos que los toreros en la medida de lo posible salgan de la plaza SIN CORNADAS, de la misma forma que queremos toros BRAVOS, CODICIOSOS, AGILES, para emocionarnos y para disfrutar de lo que debería ser una tarde de toros. Fuera mansadas y fuera toreros (y subalternos) desprotegidos. Evolucionemos con inteligencia.

        Hay materiales como el keblar, o el nuevo descubrimiento "el grafeno" que del calibre de una hoja de papel es más fuerte que el keblar, más liviano y por supuesto IMPENETRABLE, no lo atraviesa ni una bala. Si alguien hubiera tomado medidas, no se habrían producido muchísimas cornadas y posiblemente Paquirri, El Yiyo, Montoliú... estarían vivos, y las cornadas de José Tomás en Aguas Calientes, por ejemplo y otras muchas de toreros y subalternos se habrían evitado.

        No es necesario jugarse la vida en vano, ni poner la femoral, el corazón, los pulmones, el bazo... ahí para que te los partan en dos.... no señor, si el hombre se considerase mínimamente inteligente se protegería, de esa manera el mundo cambiaría y mejorarían muchas cosas, pero antes debemos reflexionar y cuidarnos a nosotros mismos. Hay que dejar de borreguear que es muy fácil, solo hay que utilizar la sensatez, la cordura, la humildad (no somos de hierro).